valores

Valores. ¿Qué son y porqué son importantes en nuestra vida?

¿Te cuesta tomar decisiones en el día a día? ¿Cuál es tu propósito de vida? ¿Tienes claros tus deseos y motivaciones? Si te estás haciendo este tipo de preguntas, es porque te encuentras en un momento donde deseas conocer más sobre ti. ¡Felicidades!

Y para responder a las preguntas anteriores hablaremos sobre qué son los valores, entendiendo que están creados para definir el marco de lo que se espera de ti como individuo y como parte de una sociedad. Definiremos dos tipos de valores; los éticos y los morales, sus características y cómo nuestro entorno hace uso de ellos.

Adicionalmente, hablaremos de cuál es la importancia de identificar tus valores en tus comportamientos diarios y lograr tener mayor balance en tu vida. Esto nos acerca a vivir en mayor coherencia e integridad al momento de tomar decisiones trascendentales o decisiones del día a día. Es decir, si conoces sobre tus valores vas por el camino hacia una vida más plena y feliz.

Lee hasta el final y encontrarás un ejercicio práctico y revelador, donde descubrirás cuáles son tus valores en el momento actual de vida. Necesitarás un máximo de 15 minutos.

¿Qué son los valores?

¿Qué significa la palabra valor? Viene del latín ‘Valere’ que significa ser fuerte. Del verbo “valor”, que significa ser estimado o valorar. Los valores son las cualidades o virtudes específicas que caracterizan a las personas, los objetos o las situaciones. A continuación desarrollaremos el concepto de valores éticos y morales, para entender cuál es la importancia de los valores en la búsqueda de una vida baleada y con bienestar.

Los valores éticos son las reglas de la sociedad y han sido definidos para guiar los comportamientos y las conductas de las personas, con el objetivo de brindar un bienestar colectivo en la sociedad. Según varios autores, entre los valores éticos más relevantes encontramos la verdad, la justicia,  la libertad y la responsabilidad.

Por otra parte, los valores morales son el conjunto de normas y costumbres que son transmitidas por la sociedad al individuo y que representan la forma buena o correcta de comportarnos. Entre los valores morales más comunes encontramos; el amor, la honestidad, la tolerancia, la integridad, la equidad, la responsabilidad, la bondad entre otros.

No nacemos con los valores definidos, los vamos adquiriendo desde temprana edad en la medida en que interactuamos y somos parte de una sociedad. Los valores pueden ser determinados por la religión que practicamos, la cultura del país donde nacemos y donde crecemos,  la empresa para la cual trabajamos, la familia en la cual nacemos y entorno.

Entendiendo esto, debemos comprender que nacemos completos en nuestra definición como seres humanos, es decir que no debemos calificarnos a nosotros mismos como una persona buena o mala, correcta o incorrecta. Sin embargo, definir y tener claro el significado de los valores éticos y morales, nos brinda la capacidad como individuos de actuar en pro o en contra de ese valor, según el sistema moral que son las normas impuestas por la sociedad.

Diferencia entre un valor relativo y un valor absoluto

Los valores relativos son condicionados por la experiencia del individuo o del grupo de personas y los valores absolutos no cambian su esencia ni naturaleza según el individuo, en este caso la percepción no afecta un valor cuando es absoluto. Los valores éticos son valores considerados absolutos y objetivos y los valores morales son relativos y subjetivos, es decir que cambia o existe solamente si un ser humano los capta.

Por ejemplo, el valor de la verdad hace encierra características como la honradez, la sinceridad, la autenticidad. Es un valor ético absoluto y no debería cambiar su esencia según la percepción del individuo. Es decir, no podemos decir que algo es muy verdadero o es poco verdadero. Por otro lado, podemos hacer una calificación subjetiva sobre el valor moral de la honradez o de la autenticidad, haciendo uso del valor de la verdad; una persona puede ser muy honrada o poco honrada, auténtica o no auténtica según haya coherencia entre lo que expresa y hace, en este caso lo percibimos como verdadero o falso.

De esta forma vamos por la vida, calificando a las personas, los objetivos y las situaciones como buenas o malas, según nuestra experiencia subjetiva del valor en cuestión. De aquí la importancia de tener clara la línea invisible que divide un valor de otro y no tomarlo como algo en contra o en pro de nosotros, realmente están definidos para ser el mapa que debemos seguir para viajar por los caminos en la sociedad.

¿Por qué son importantes los valores en nuestra vida?

Los valores son importantes para liberarnos de las identidades de las que muchas veces somos esclavos al confundir nuestros valores como verdad absoluta y considerar que somos solo un valor, que nuestras emociones son valores y al desconectarnos del ser y la esencia como seres humanos. Los valores ayudan a constituirse como ser humano, pero no nos definen como un todo. Tener claridad sobre nuestros valores nos brinda mayor estructura en nuestro cerebro y mente. Como resultado de esto, tendremos la capacidad de sentirnos en paz y armonía cuando actuamos en pro de nuestros valores, nuestra esencia y tomar decisiones guiados por el sentimiento de que somos unas buenas personas en la sociedad.

Por lo tanto debemos partir del hecho de que todos somos buenas personas y los valores son una guía de lo que esperan de mí como individuo en la sociedad. Cuanta más tensión género con relación a seguir o rechazar los valores de la sociedad en la que vivo, mayor tensión y enfado experimentaré en mi relación a cómo me defino como persona.

Son dos posturas las que normalmente los individuos desconectados consigo mismos asumen frente a los valores; los siguen con los ojos cerrados y no se cuestionan en nada en su vida o se rebelan en contra de las reglas y la estructura social, peleando por salir de la sociedad en donde se encuentran. ¿En cuál de estas dos posturas estás tú y por qué?

De manera asertiva podemos hacer uso de los valores para vivir una vida más plena y sentirnos en armonía con las circunstancias de la sociedad en donde estamos aquí y ahora. La primera tarea que podemos hacer en pro de tener mayor bienestar, es observar nuestro entorno y comprender el tipo de valores éticos que existen, es decir cuáles son las reglas definidas por la sociedad en donde he decidido vivir. Por otro lado, identificar mis valores morales, significa reconocer cuáles de esos valores en mi sociedad me definen y resuenan conmigo. En hora buena, para ayudarte con esta segunda parte hemos diseñado un ejercicio práctico que te ayudará a descubrir tus valores.

Actividad práctica

Identifica a cinco personas o personajes que admires (familiares, amigos, líderes, celebridades o personajes ficticios). Determina qué es lo que admiras de ellos, ya sea sus logros o talentos. Decide los valores que definen a estas personas desde tu perspectiva.

 

Por medio de este ejercicio Identificarás tus 5 valores fundamentales a partir de los valores que crees que tienen las personas que admiras.

Ejemplo, quizás admires a Gandhi 

Nombre Persona 1: Gandhi

¿Por qué razones has elegido a esta persona?

Porque es congruente, bondadoso, tiene el compromiso de defender lo correcto y es altruista

¿Qué valor crees que se destaca en esta persona?

Valor Persona 1: Integridad

 

¡Manos a la obra! Es tu turno de descubrir tus valores por medio de este ejercicio poderoso, y revelador.

 

Conclusión

No es una tarea fácil seguir las reglas si tenemos demasiado apego a las cosas que nos suceden en el día a día. Nos alejamos de una vida feliz, en el momento en que percibimos las reglas como enemigas de la libertad, nuestra invitación es a que debemos percibirlas como una herramienta para darle estructura a la mente que entra en un estado de relajación cuando percibe orden y coherencia.

En este sentido, la importancia de los valores en nuestra vida está en reconocer los principios que rigen nuestros comportamientos y sentimientos, y que nos motivan a ser cada día mejores personas y nos permiten responsabilizarnos de nuestros actos al tomar decisiones correctas ante los diversos acontecimientos.

Referencias

The Vision of Dhamma: Buddhist Writings

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies